Categorías
Finanzas Personales

Qué es la carrera de la rata y cómo salir de ella

¿Cómo evitar entrar a ese bucle interminable de trabajar y pagar cuentas? No seas como un hamster en una rueda; aquí te contamos cómo las inversiones pueden llevarte romper la carrera de la rata y alcanzar tu libertad financiera.

¿Cómo evitar entrar a ese bucle interminable de trabajar y pagar cuentas? No seas como un hamster en una rueda; aquí te contamos cómo las inversiones pueden llevarte romper la carrera de la rata y obtener tu libertad financiera.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Carrera3.jpg

¿Te imaginas un mundo donde el dinero trabaje para ti, en vez de que tú trabajes para conseguirlo? Aún cuando esto puede sonar irreal, es exactamente la lección que plantea el afamado experto en finanzas estadounidense Robert Kiyosaki en su libro, “Padre rico, Padre pobre”, donde la única manera de conseguirlo, es salir de la denominada “carrera de la rata”.

“Las personas más ricas en el mundo construyen redes. Todos los demás buscan trabajo” 

-Robert Kiyosaki.

¿Cómo funciona la carrera de la rata?

Es fin de mes y recibes el esperado cheque con tu paga, pero en vez de ahorrarlo o invertirlo, son las cuentas y las deudas las que se apoderan rápidamente de tus números.

Lo lógico sería entonces; volver a trabajar, conseguir más dinero y cuando llegue fin de mes, nuevamente gastarlo, y así eternamente.

Te preguntarás entonces, ¿qué tiene eso de malo?. Si piensas que este es el ciclo natural de la vida laboral, pues te equivocas; estás corriendo la carrera de la rata.

¿El dinero te domina, o tú dominas el dinero?

A pesar que la Ley 22 del Código de Trabajo, dictamina que la duración de una jornada laboral en Chile no debería exceder las 45 horas por semana, las cifras expuestas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), afirman que el 67,4% de los chilenos trabaja entre 35 y 48 horas semanales.

¿Si trabajamos más de 8 horas, cinco días a la semana, cuándo tendremos tiempo de vivir la vida? 

Aun cuando esto puede sonar una locura, este modelo poco se ha movido del panorama en más de dos siglos y nada apunta a que lo haga.

La vida no es sólo trabajar, es tener tiempo para vivirla, tener tiempo para las cosas cotidianas. Vivirás con el sudor de tu frente pero no vivirás para sudar. 

– Jose Mujica.

Desde muy pequeños, tanto en nuestros núcleos familiares, como en el colegio y en la universidad, nos enseñan que trabajar consiste en un intercambio de tu tiempo, por dinero: ¿te das cuenta lo crudo que esto puede sonar?

Ese círculo vicioso en el que trabajamos, recibimos nuestra paga, pagamos nuestras cuentas y volvemos a empezar; tal cual como hamsters en una rueda es exactamente lo que Kiyosaki nombró como “la carrera de la rata”.  

La rata gira y gira hasta agotar sus esfuerzos en búsqueda de una recompensa que no existe, así como los humanos nos sumergimos en un estilo de vida agotador y repetitivo sin lograr nada realmente significativo.

De esta forma, nos pasamos la vida tratando de alcanzar las cosas que el mundo nos ofrece a costa de que el dinero nos domine.

No solo Kiyosaki ha hecho sonar esta alarma, el exitoso empresario español e inversionista experto en inmuebles Juan Haro también lo dice con su célebre frase; “huye del 40|40|40”, 40 años trabajando duro, durante 40 horas a la semana para al final, cobrar una pensión del 40%.

Otro claro ejemplo es retratado en el cortometraje animado Happiness (Felicidad), del ilustrador inglés Steve Cutts, en el que podemos ver la dura y gris vida de un ratón que hace lo imposible por encontrar un poco de felicidad en medio de una sociedad adormecida.

Una reflexión importante y un claro cruce con el tema de fondo: 

¿Estamos realmente viviendo la vida que deseamos?

Imaginate a una rata que no puede dejar de girar en círculos porque si esta lo hace, la rueda se detiene. Al igual que ella, en este paradigma, tú tampoco puedes dejar de trabajar, porque si lo haces tus ingresos se detendrán.

No importa cuanto tiempo pase, qué tan productivo seas o cuántas cosas dejes de lado por tu trabajo, en este espiral la rata siempre estará exactamente en el mismo lugar en el cual empezó.

Pero no te asustes, para alcanzar todo lo que deseas no es necesario correr.

Aquí te contamos cómo evitar caer en este bucle, romper el patrón y de una vez por todas alcanzar tu libertad financiera para dominar tu dinero.

Cómo romper la rueda y salir de la carrera de la rata

Para escapar de esta carrera circular, lo esencial es comprender que no importa cuántos ingresos obtengas, es decir, cuánto dinero ganes; el punto es lograr ser capaz de generarlo a través de actividades que no dependan ni de tu trabajo, ni de tu tiempo.

Uno de los aprendizajes más útiles de Padre Rico, Padre Pobre para cumplir este objetivo, es ser capaz controlar las emociones y los pensamientos sobre el dinero, nutrirse sobre conocimiento financiero y lo más importante, invertir.

Según Kiyosaki, esos son los puntos que hacen la diferencia entre quienes son millonarios y quienes no. 

Por eso, en vez de endeudarse, tener demasiados gastos -que muchas veces superan nuestros ingresos-; tal cual como lo hacen los ricos, el truco está en invertir en activos que produzcan dinero para obtener la vida que deseamos a partir de las ganancias generadas por dichos activos.

Ya sea en la bolsa, o en bienes raíces; la inversión es uno de los aspectos fundamentales a considerar para hacer crecer las finanzas personales e incluso incrementarlas considerablemente en el largo plazo.De esta forma; ya no tendrás que seguir dedicándole tu tiempo y energía al trabajo y tal como lo hacen los millonarios, el dinero trabajará para ti.

Solo tienes un cierto número de horas en un día y un límite para las que puedes trabajar. Entonces, ¿por qué trabajar duramente para conseguir dinero?

Aprende a hacer que el dinero y la gente trabajen para ti y serás libre para hacer las cosas importantes.”

― Robert Kiyosaki

¿Estás listo para salir de la rueda y hacer crecer tus inversiones?

¿Cómo volverse rico invirtiendo?

No debemos dejar de lado que la inversión más importante y primordial de todas, es la que haces en ti mismo.

¿Cuánto sabes de finanzas?, ¿tienes control absoluto de tu dinero?, ¿tienes disciplina de ahorro?, ¿puedes realmente diferenciar una necesidad de un deseo?

La mayoría de las personas no utiliza su dinero de manera inteligente, y por eso aprender a pensar cómo lo hacen los millonarios, abrir tu mente y sobre todo nutrirse de conocimiento y fundamentos financieros es el primer paso para lograr el éxito.

El segundo paso, es elegir inversiones confiables a largo plazo. Hoy en día existen cientos de vehículos para generar estos ingresos pasivos, sin embargo, las inversiones inmobiliarias son una excelente opción si quieres correr tu propia maratón.

Invertir en un bien raíz, además de proteger tu dinero, te permitirá incrementar tu capital y generar dinero suficiente para cubrir tus gastos y mantener tu estilo de vida y el de tu familia.

En nuestra nota sobre los pros y contra de invertir en departamentos usados, encontrás mayor información al respecto.

Ya sea hoy mismo o en el futuro, antes de comenzar esta aventura, deberás saber que, como diría Kiyosaki, el éxito o el fracaso de una buena inversión depende únicamente de lo listo que el inversor sea.

Por eso, si vas a invertir hazlo de manera adecuada, planeada y sobre todo segura.

En Easynvest somos expertos en identificar las oportunidades de inversión para ti; te asesoramos y acompañamos en todo el proceso de compra y trámites, buscamos al arrendatario y administramos tu propiedad para que tú disfrutes de tu inversión sin trabajar por ello.Contáctanos aquí para más información y comienza tu camino de libertad financiera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *