Categorías
Inversiones Inmobiliarias

Pros y contra de invertir en departamentos usados

En este post podrás identificar 3 beneficios y 3 contras de invertir en propiedades usadas. De fácil lectura. ¡Te invitamos a leerlo!
(3 minutos de lectura.)

Si estás pensando en invertir en departamentos, pero aún no sabes si comprar nuevo o invertir en departamentos usados, estás en el lugar correcto.

Acá te presentamos algunos puntos a favor y en contra de invertir en departamentos usados.

Puntos favorables de invertir en departamentos usados

1. Mayor flexibilidad para negociar precio

Esto se da principalmente ya que, al ser un departamento con algunos años de vida, seguramente tuvo una plusvalía con respecto al precio de compra original, por lo que el dueño tendrá mayor espacio para bajar el precio.

En el caso de un departamento nuevo, no existe mucho espacio para la negociación, ya que la inmobiliaria fija su precio en base a los valores de mercado actual y la rentabilidad esperada de sus propios inversionistas y dueños, lo cual hace que la posibilidad de negociar sea mucho más reducida.

Además, la oferta de departamentos usados es mucho más amplia y con múltiples dueños, lo cual hace aumentar el poder de negociación del inversionista, no así el caso del mercado inmobiliario de los departamentos nuevos, donde la oferta es mucho más reducida y está concentrada en unas cuantas empresas inmobiliarias.

2. Ubicaciones estratégicas

Los departamentos usados generalmente se encuentran en sectores más consolidados, con distintas opciones de colegios, áreas verdes, mayor conectividad, comercios, instituciones financieras, centros de salud, entre otros. Factores relevantes a la hora de captar buenos arrendatarios.

No así los departamentos nuevos, los cuales, en su misión de encontrar zonas libres para construir donde el precio del metro cuadrado no esté tan alto, terminan ubicándose generalmente en sectores más periféricos de las ciudades, zonas en proceso de desarrollo.

3. Perfectos para el negocio de renta

Si eres de los inversionistas que está buscando departamentos que generen ingresos pasivos mensuales, los departamentos usados son perfectos para ti.

Lo anterior se explica ya que tendrás la posibilidad de negociar el precio con mayor agresividad y podrás arrendarlo a precio mercado, ya que el valor de arriendo entre un departamento nuevo y un usado no varía mucho, lo cual lo hace la formula perfecta para el negocio de renta residencial.

Por otro lado, la ejecución es mucho más rápida, una vez inscrito en el conservador podrás arrendarlo de inmediato y convertirlo así en un activo inmobiliario.

En cambio, los departamentos nuevos pueden estar disponibles para arrendar luego de muchos meses, incluso años, dependiendo si compras en blanco o en verde, siempre con el riesgo de que los plazos se alarguen más de lo previsto.

Por último, un factor importante a destacar, es que cuando inviertes en departamentos nuevos, la entrega de los departamentos del proyecto es masiva, por lo que se termina produciendo una guerra en la búsqueda de arrendatarios, lo que generalmente termina con una reducción en los valores de arriendo y por lo tanto en la rentabilidad del negocio.

Factores en contra

1. Realización de mejoras y mantenimiento

Normalmente las propiedades de segunda mano pueden tener algún desperfecto que quizás tendrás que atender antes de buscar arrendatario.

En ciertos casos se requiere instalar espejos, pintar, cambiar el piso, etc. Esto se debe considerar en la evaluación inicial. De todas formas estos desperfectos se pueden utilizar como argumento para negociar el precio de compra.

Además de lo anterior, deberás atender algunas reparaciones menores con mayor frecuencia, como por ejemplo el calefont, las llaves, la pintura, mantención de enchufes, cambio de silicona en cocina y baño, etc.

La clave está en externalizar la administración a un tercero, para evitar estar solucionando estos temas un sábado por la mañana.

2. Pocos o nulos facilities

Los departamentos antiguos tienen pocos o básicamente no tienen espacios de entretención dentro del edificio, no así los departamentos nuevos, los cuales consideran gimnasios, piscinas, juegos, etc.

De todas formas, los departamentos usados al no tener todas esas opciones, su gasto común es mucho más bajo, lo cual es valorado también por los arrendatarios.

3. Aguja en un pajar

Tal como indicamos en los puntos favorables, la oferta es muy amplia, este punto se puede considerar como positivo pero también cómo negativo.

Esto, ya que a la hora de querer invertir en departamentos usados, los inversionistas no saben por dónde empezar ni tampoco en que aspectos fijarse, de partida tienen 50.000 propiedades para analizar, sólo considerando el Portal Inmobiliario y Yapo.

Por lo tanto, la gestión de búsqueda y negociación se hace un factor clave a la hora de invertir en propiedades usadas.

En Easynvest lo sabemos, por lo que desarrollamos un método de búsqueda que comienza con un filtro masivo a través de nuestro software “Scanny”.

Luego estos candidatos pasan por una revisión de expertos en temas inmobiliarios, comerciales y legales. Así nacen las #OportunidadesEasynvest.

Si estás interesado en invertir en propiedades usadas, te invitamos a leer sobre nuestro #ViajeEasynvest e ingresar a nuestra sección de inversionistas, ahí podrás revisar las distintas oportunidades de inversión, solicitar asesorías gratuitas e invertir 100% en línea.

¡Vamos por esas oportunidades!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *